Saludisima
×

Ejercicios postparto

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Aquí te indicamos más ejercicios que puedes realizar durante los primeros días después del parto.

Tiéndete en la posición básica (descrita en el artículo ejercicios para después del parto). Extiende lentamente las piernas hasta que descansen en el suelo. Desliza el pie derecho, con la planta plana contra el piso, hasta las nalgas y volver a deslizarlo hasta haber estirado nuevamente la pierna. Repite varias veces y luego hazlo con la otra pierna.

Ve aumentando gradualmente el número de repeticiones hasta efectuar una docena o más con cada pierna. Una vez alcanzada esa cantidad puedes realizar el mismo ejercicio pero levantando la pierna extendida desde el suelo hasta formar una postura de 90º entre el cuerpo y las piernas, y luego lentamente volverla a bajar.

Otro ejercicio que puedes realizar es, a partir de la posición básica y con los pies flexionados a una distancia de 50 cm. de las nalgas, levanta la cola y vuélvela a bajar. Realizar una serie de esta manera e vé variándola con los tiempos. Por ejemplo, permanecer unos segundos arriba manteniendo el aire y suéltalo lentamente al bajar.

Ya al mes y medio podrás realizar ejercicios de mayor compromiso para los músculos, como ser la bicicleta o los clásicos y conocidos abdominales. El hecho de haber efectuado antes otros ejercicios más sencillos permite ir preparando tu capacidad muscular y evita el desgarramiento muscular.

Como anexo:

Candela, de Mendoza, Argentina, nos escribe su propia experiencia, que nos resulta más que alentadora:

Apenas 7 semanas después de haber dado a luz a mi tercer hijo, pude volver a mi peso normal. Le di de mamar al bebé durante tres semanas, y enseguida comencé con un programa completo de dieta y gimnasia.

Había subido 17 kilos durante el embarazo, y un mes después del parto me faltaban 10 kilos para bajar, que me costaron un poco, pero después de concentrarme con ejercicios en el área de la cintura, y ejercicios aeróbicos, logré bajarlos. Me concentré nada más que en los ejercicios y ponía buena música de fondo mientras los hacía. Ahora hasta hago 100 abdominales. Así que, ¡funcionó! También controlo las calorías de lo que como, y siempre ingiero comidas bajas en grasas: verduras, frutas, yogur, leche descremada, y cereales con mucha fibra. Les aconsejo a todas las mujeres que les haya pasado lo mismo que a mí que tengan paciencia, no se desanimen, que se puede lograr, y que se concentren. Créanme, hubo días en que flaquée y fui a parar a la heladera en busca de algo “para picar”. Pero seguí insistiendo. No hay que exigirse demasiado tampoco, sino persistir.
Mil gracias por escucharme.

Revisa también

Ejercicios para después del parto

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*