Saludisima
×

Cirugía de quemaduras

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Las quemaduras son lesiones en los tejidos blandos y sus estructuras adyacentes, producidas por agentes físicos externos, sustancias químicas, corriente eléctrica o radiación. La gravedad depende de la temperatura del medio que la causó y el tiempo que permaneció la víctima expuesta. Otro factor de gravedad es la ubicación de la lesión, la extensión, la profundidad, la edad y el estado de salud de la persona.

Cirugía de Quemaduras

Depende la profundidad y la causa de la quemadura el tratamiento que se aplicará será uno u otro, pero en esencia se trata de destrucción del tejido por causa de una exposición exagerada a una fuente de calor, energía o química.

El principal objetivo a la hora del tratamiento para curar una quemadura es restablecer el tejido perdido, propiciando la regeneración natural de las células o utilizando implantes de piel en casos de quemaduras en las que el tejido no pueda regenerar solo.

Actualmente es posible cultivar células de la piel para hacer injertos en quemaduras muy severas y las investigaciones en este campo han avanzado de tal manera que desarrollaron numerosos materiales estériles para vendar las zonas afectadas a fin de evitar la infección, principal preocupación a la hora de tratar una quemadura.

Tipos de quemaduras

Quemaduras de primer grado

Las quemaduras de primer grado afectan la capa externa de piel (epidermis) y por lo general presentan un aspecto enrojecido e hinchado, sin formación de ampollas. El daño permanente en los tejidos no es frecuente, la lesión consiste en el aumento o disminución de la coloración de la piel. Estas quemaduras por lo general se curan entre 3 y 6 días y no dejan cicatrices.

Lo aconsejable para tratar una quemadura de primer grado es:

  • Enfriar la zona quemada bajo agua corriente durante varios minutos
  • Calmar el área con crema de aloe vera o ungüento para quemaduras
  • Ingerir algún calmante del dolor bajo prescripción médica
  • Consultar al médico inmediatamente para que evalúe la gravedad de la lesión

Las quemaduras de segundo grado

Las quemaduras de segundo grado enseguida desarrolla ampollas húmedas y muy dolorosas que al romperse muestran un lecho rosa o rojo brillante. La lesión abarca la capa superficial de la dermis y se regenera en un lapso de 8 a 14 días sin dejar cicatriz.

Las quemaduras de segundo grado profundo

Compromete la capa profunda de la dermis y se generan a partir de los nexos cutáneos (folículos pílosos y glándulas sudoríparas y sebáceas). Las quemaduras de segundo grado profundo se infectan con facilidad y se profundizan. Se regeneran en aproximadamente 21 días pero dejan cicatrices permanentes.

Es importante no romper las ampollas y aplicar una gasa estéril sobre la zona para evitar el roce. Si las ampollas se rompen solas habrá que limpiar con agua y aplicar un ungüento antibiótico.
En cualquier caso la consulta al médico es imprescindible.

Las quemaduras de tercer grado

Las quemaduras de tercer grado son secas, deprimidas e insensibles, la lesión ocupa el espesor total de la piel y no se pueden regenerar por no existir elementos cutáneos para ello. En este caso es necesario cubrirlas por medio de injertos de piel.

En caso de una quemadura de tercer grado no se debe aplicar pomadas ni ningún tipo de sustancia. Lo aconsejable es tranquilizar a la víctima, cubrir ligeramente la zona con una gasa estéril, elevar el área quemada más arriba de la cabeza si es posible, controlar en todo momento la respiración de la persona y solicitar atención médica de forma inmediata.

Tratamiento estético de las quemaduras

Las quemaduras deben ser tratadas con la finalidad de restaurar función y aspecto.

Las secuelas de las quemaduras pueden ser las “funcionales” que afectan la vida normal, y “estéticas” cuya reparación debe cuidar principalmente este aspecto teniendo en cuenta las repercusiones que pueden acarrear en el desarrollo emocional y psicológico en las edades tempranas y los trastornos personales y sociales en jóvenes y adultos.

La cirugía estética reparadora para las quemaduras deben tener como finalidad devolver la funcionalidad a la zona afectada, para lo cual puede requerir múltiples procedimientos, injertos u operaciones, y devolver al paciente la cualidad estética, principalmente por las consecuencias psicológicas que pueden acarrear.

342 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

  1. Ailin villagra

    19/10/2018 at 07:47

    Hola
    Soy Ailin cuando era chiquita estaba aprendiendo a caminar y me hagare de una pava y esa pava de Volco sobre mi quemandome un brazo completo el pecho y el cuello el dia de hoy tengo 15 años y si es muy poco pero ya no haguanto más necesito saber que se pues hacer tengo una quemadura de tercer grado