Saludisima
×

Masajes durante el embarazo

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Los diferentes masajes para las mujeres embarazadas!

Masajes en el vientre

Con una emulsión la mujer embarazada puede masajear su vientre estimulando la circulación, la piel y los músculos, y reduciendo el cansancio, los dolores habituales del periodo de gestación y la sensación de peso. Aplique y distribuya la emulsión masajeando todo el vientre con movimientos circulares y suaves, alternando con movimientos como “si llevara el vientre hacia arriba” y deslizando suavemente las palmas de las manos desde el pubis hasta el ombligo.

Masajes en los senos

Aplique la emulsión evitando la zona de los pezones. Apoye el seno izquierdo sobre su mano izquierda y masajéelo con la mano derecha, realizando movimientos circulares. Después masajee el seno derecho con la mano izquierda. Con una de las manos haga un ocho acostado, que se cruce en el centro, juntando ambos senos.

Masajes en las piernas y pies

Con un gel para cuidados de las piernas y pies, se usa durante el embarazo para estimulas la circulación, aliviando el cansancio y peso de las piernas. Antes de su aplicación se recomienda mover y estirar las piernas mientras se las masajea desde la rodilla hacia abajo. Luego se aplica el gel partiendo por el tobillo, mientras se lo sostiene con ambas manos y se realizan movimientos de “atornillar y desatornillar”, girando las manos en sentidos opuestos. Se repite el movimiento varias veces subiendo hasta la pantorilla. Luego, se toma el pie en una mano y se lo toca, presionándolo y palpándolo para sentir cada hueso; se palpa el calcáceo (hueso grande del talón) para sentir su forma y tamaño, y luego se esparce el gel deslizando las manos y apretando firmemente hasta que se absorva. De inmediato los tobillos se mueven girando los pies hacia la derecha y hacia la izquierda para activar la circulación.

Masajes en la espalda

Para aliviar el dolor de espalda, acuéstese de costado con una almohada entre las piernas y pídale al padre que le aplique un aceite para masaje en la espalda, presionando el sacro (hueso saliente al final de la columna vertebral) con la base de la mano durante unos segundos y soltando. Después, haga movimientos circulares con las puntas de los dedos en cada vértebra, comenzando en la base del cráneo y llegando hasta el coxis. De inmediato, deslice las manos por los músculos al lado de la columna, llegando hasta las nalgas, presionando suavemente con los pulgares.

Masajes en los hombros y nuca

Para relajar y aliviar la tensión acumulada en el cuello y la nuca, la embarazada debe sentarse de espaldas al padre y éste debe aplicarle el aceite para masaje poniendo las manos sobre los hombros de ella, pellizcando despacio y tirando hacia arriba el trapecio (músculo que está entre el cuello y la articulación del hombro). Tomar y soltarlo varias veces cambiando de lugar; es una zona dolorosa. Durante el masaje, la embarazada debe respirar concentrándose en ese punto y dirigiendo el aire hacia allí. Luego debe girar la cabeza hacia derecha e izquierda varias veces lentamente, mientras el padre tira suavemente los músculos y la piel que cubren el cuello, como si estuviera estirando y soltando un elástico.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*